De representaciones y mapas

Llevo recopilando definiciones anglosajonas desde hace varias semanas para escribir un capítulo de mi tesis, y la verdad es que ando un poco saturado por la abundancia y diversidad de puntos de vista.

De entre todos los intentos de definir las humanidades digitales (o las humanities computing) me gusta la propuesta que dió Unsworth en 2002:

[h]umanities computing is a practice of representation, a form of modeling or [...] mimicry. It is[...] a way of reasoning and a set of ontological commitments, and its representational practice is shaped by the need for efficient computation on the one hand, and for human communication on the other.

Me gusta porque pone énfasis en los conceptos de “representación” y “compromiso”. Si alguien me lo preguntara (en general hablar de la tesis es tabú), diría eso: que hacer una edición digital es crear una representación. Otra. Y digo otra porque el libro impreso y el manuscrito apógrafo también lo son. De Góngora no conservamos ningún autógrafo, así que nunca sabremos con total certeza qúe es lo que escribió. Por supuesto hay mejores representaciones que otras; generalmente se admite que la edición de las Soledades de Jammes es mejor que la de Beverley. La representación -creo que la definición de Unsworth lo sugiere- está condicionada por las preguntas que nos hacemos sobre el texto y por las respuestas que queremos que el texto proporcione de algún modo al lector. Esto es obvio.

Lo bueno de las Humanidades Digitales en España o en español es que aún queda mucho por hacer. Con esto no quiero negar los logros y los méritos de los investigadores que desde principios de los noventa han trabajado en la confluencia entre las letras y los números: Faulhaber, Morrás, Isasi, Bia, De las Heras, Borràs, Poza, Lucía Megías, Claveria, entre muchos otros. Creo que al adoptar la nueva etiqueta de las “Humanidades digitales” (nueva para nosotros y para los humanistas anglosajones) se corre el peligro de caer en una suerte de amnesia colectiva y olvidar que no se parte desde cero. Espero que no pase. Pero como decía aún queda mucho por hacer. Por ejemplo, ¿alguien sabe cuántas ediciones digitales de obras españolas o hechas en España existen? Muy pocas. ¿Y que sigan las directrices de la TEI? Menos áun. Estaría bien tener un mapa y señalar en dónde se encuentran los departamentos:

¿Alguien conoce alguna otra edición de una obra literaria española o hecha por un grupo de investigación español con codificación TEI? ¿Para cuándo la entrada “Humanidades digitales” en la Wikipedia española/catalana? ¿Debería ser una mera traducción de la entrada inglesa?

Postscriptum

@nadiarevenga sugirió este enlace: http://artelope.uv.es/biblioteca/

 

 

 

Contextos para entender

Podemos atribuir a la Crisis la situación minoritaria y periféricia de las Humanidades digitales en España/Catalunya, hagámoslo: es por culpa de la crisis. Y no es del todo equivocado porque montar ahora un proyecto que requiera grandes inversiones probablemente resulta inviable.

Pero las dificultades son estructurales. Por ejemplo, en mi universidad, la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona), funcionó durante varios años el USQUID, un centro que asistía al Departament d’humanitats en cuestiones tecnológicas como diseño de páginas web o elaboración de material didáctico online. Pues bien el año pasados tuvieron que cerrarlo por falta de fondos y muchas de sus funciones fueron asumidas por la Factoría, que atiende a toda la universidad. ¿Alguien sabe cómo empezó el departamento de Digital Humanities de King’s College? Precisamente ofreciendo estos servicios a los humanistas.

Pero el contexto español/catalán, al menos desde mi perspectiva barcelonesa, no se caracteriza únicamente por la reducción de presupuestos e inversiones; hay un factor que es anterior a la crisis económica y que tiene carácter docente o curricular; me refiero a la marginación progresiva que han experimentado las ciencias auxiliares como la epigrafía, la codicología, la paleografía, la crítica textual o la bibliografía en el grado de Humanidades y, creo, en los estudios literarios en general. No nos engañemos: en España la Filología hace tiempo que perdió la batalla. Hoy lo que se estila en nuestros departamentos de humanidades es una concepción estética de la literatura (o una visión cultural de la historia literaria); con lo cual cualquier investigación que proponga hacer algo práctico -una edición- será vista con malos ojos porque supone una invasión del mercado (o de las necesidades de la sociedad) en una exploración del conocimiento que debe ser pura, autosuficiente y desinteresada.

Algunas explicaciones necesarias

La verdad es que no es hay ningún misterio y tampoco resulta interesante.

Lo que traigo entre manos recientemente es la revisión de los poemas de Góngora publicados en la web del proyecto de investigación Todo Góngora II dirigido por el catedrático de literatura José María Micó en la Universitat Pompeu Fabra.

Hace ya un año y medio tuve la suerte de incorporarme al proyecto como becario FPI y asumí el mantenimiento de la web: introduje el flash que sale en la portada, monté la barra lateral, creé un apartado de noticias (¡lástima que el gongorismo no dé muchos titulares!), recopilé y publiqué varias imágenes, hice un listado de las principales fuentes manuscritas, alimenté la página de novedades bibliográficas, enlacé a algunos artículos publicados por los miembros del proyecto, etc. Los poemas fueron publicados con anterioridad (no sé con exactitud cuándo) y siempre hemos tenido pendiente revisarlos porque durante la transcripción se suelen cometer errores aunque prestes toda la atención del mundo (me ha costado no decir la “perícopa”). Así que en esas estamos. Hay una media de un error por poema, la mayoría no son sustanciales: una coma de más, una mayúscula indisciplinada o un acento que se ha perdido por el camino.

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 17.11.29

1. Captura de pantalla del excel en donde anoto las erratas

El gestor de contenidos de la web es OpenCMS, básicamente porque es gratis, abierto y libre; es el gestor de contenidos que utiliza toda la Universitat Pompeu Fabra. A mí, personalmente, no me gusta nada, es fácil de utilizar pero muy básico. La mayor parte de poemas gongorinos son una transcripción de la edición de José María Micó (descatalogada, sin compromiso editorial); faltan las Soledades, el teatro y las cartas.

La codificación no sigue los principios de la TEI (¡ojalá!) y no se pueden realizar búsquedas complejas… con lo cual no se puede definir como “edición crítica digital”; el texto es crítico pero la infraestructura digital no lo es.

Para mí, la edición crítica digital ideal de las obras de Góngora estaría codificada con XML-TEI, permitiría filtrar los poemas por género, tema, extensión y año de composición, así como extraer concordancias (¿en qué sonetos anteriores a 1613 aparece ya el peregrino de las Soledades?); por útlimo, presentaría en un mismo espacio varias transcripciones y/o versiones (si las hay).

Quién sabe, quizá para Todo Góngora III…

 

Coda

Sé que hay un problema aún por solucionar con los derechos legales, así que sed indulgentes. De momento no hemos hecho explícita la declaración legal, es decir, bajo qué licencia se publican los poemas (estamos trabajando en ello); ni hemos sugerido cómo citar la página (algo importantísimo); ni hemos declarado la procedencia de los poemas (la mayoría de Micó). Lo que más me fastidia de todo es que con la cantidad ingente de artículos que los gongoristas publican no sea legal enlazarlos en la página web. El gongorismo debería aceptar y promover la publicación de sus trabajos bajo licencias Creative Commons, especialmente si el proyecto está financiado con fondos públicos. ¡Ay!

Nota

Todas las opiniones vertidas son mías y no represento la visión del grupo Todo Góngora II.

 

 

Qué estoy haciendo (ahora)

¡Hola a todos!

A continuación algunas capturas de pantalla de lo que estoy haciendo (y en el post siguiente una pequeña explicación):

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.56.01

1. Menú principal de Open CMS – Proyecto Todo Góngora II

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.56.26

2. Las poesías ordenadas por géneros-métrica, cada una en su carpeta

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.56.38

3. Hoy estoy revisando los madrigales

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.57.49

4. El primero, escrito en 1615 y titulado “De la purificación de Nuestra Señora”, no tiene ninguna errata. ¡Bien!

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.59.27

5. Así lo veo yo

Captura de pantalla 2013-06-10 a las 15.59.43

6. Y así lo ves

la foto

7. Y así de incómodo sostengo las Canciones y otros poemas mayores en arte mayor de Luis de Góngora (edición de José María Micó, 1990) mientras comparo la versión impresa y la digital