Contextos para entender

Podemos atribuir a la Crisis la situación minoritaria y periféricia de las Humanidades digitales en España/Catalunya, hagámoslo: es por culpa de la crisis. Y no es del todo equivocado porque montar ahora un proyecto que requiera grandes inversiones probablemente resulta inviable.

Pero las dificultades son estructurales. Por ejemplo, en mi universidad, la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona), funcionó durante varios años el USQUID, un centro que asistía al Departament d’humanitats en cuestiones tecnológicas como diseño de páginas web o elaboración de material didáctico online. Pues bien el año pasados tuvieron que cerrarlo por falta de fondos y muchas de sus funciones fueron asumidas por la Factoría, que atiende a toda la universidad. ¿Alguien sabe cómo empezó el departamento de Digital Humanities de King’s College? Precisamente ofreciendo estos servicios a los humanistas.

Pero el contexto español/catalán, al menos desde mi perspectiva barcelonesa, no se caracteriza únicamente por la reducción de presupuestos e inversiones; hay un factor que es anterior a la crisis económica y que tiene carácter docente o curricular; me refiero a la marginación progresiva que han experimentado las ciencias auxiliares como la epigrafía, la codicología, la paleografía, la crítica textual o la bibliografía en el grado de Humanidades y, creo, en los estudios literarios en general. No nos engañemos: en España la Filología hace tiempo que perdió la batalla. Hoy lo que se estila en nuestros departamentos de humanidades es una concepción estética de la literatura (o una visión cultural de la historia literaria); con lo cual cualquier investigación que proponga hacer algo práctico -una edición- será vista con malos ojos porque supone una invasión del mercado (o de las necesidades de la sociedad) en una exploración del conocimiento que debe ser pura, autosuficiente y desinteresada.

7 pensamientos en “Contextos para entender

  1. Carmen Isasi

    Precisamente, tal vez nos falta enlazar la sabiduría de las viejas disciplinas con la demostración de que lo que hacemos tiene interés cultural, bien porque al menos en parte sea utilizado por un sector más amplio de usuarios, o bien porque pueda ser adoptado en el aula, entre otras cosas que tendremos que discurrir. Se ha perdido una batalla, la guerra no.

    Responder
  2. Avatar de Antonio Rojas CastroAntonio Rojas Castro Autor

    Estoy totalmente de acuerdo: la paleografía, la historial del libro, la transmisión textual nos enseñan a leer la cultura. Las ediciones son artefactos culturales (y condicionan la crítica literaria), pero luego vendrá un neolachmanniano y dirá que lo que tanto nos interesa -cómo el texto se transforma- es una corrupción y que por tanto carece de interés.

    A mí lo que me preocupa es que gente de mi edad crea que todas esas ciencias instrumentales (por llamarlas de algún modo) son aburridas, mecánicas, poco intelectuales… incluso “invasoras”, porque el conocimiento (la teoría, mejor dicho) es abstracto e inmaterial.

    En fin. ¡Un saludo!

    Responder
    1. Avatar de Ana Rita Bernardo LeitãoAna Rita Bernardo Leitão

      Antonio, muitos parabéns pelo trabalho e por essa vontade em continuar a promover as Humanidades. Questiono-me se o problema estará tanto na conjuntura económica atual ou antes na falta de visão estratégica… Felizmente existem ideias que prevalecem e demonstram bem o que ainda é possível fazer de forma inovadora, conciliando as «velhas artes» – e felizmente há quem acredite nelas!
      Abraço!

      Responder
    2. Avatar de Élika OrtegaÉlika Ortega

      Desde donde yo trabajo, creo que está sucediendo justo lo contrario: no tanto un giro alejado de la teoría, pero sí una vuelta a ‘hacer cosas’. Incluso un interés renovado en, como tú las llamas, las ciencias instrumentales, tal vez en parte porque lo abstracto e inmaterial de la teoría se resiste mucho a la sistematización computacional y, en parte por los muchos proyectos de digitalización que dependen mucho de ellas.
      La cuestión de ‘te vale lo mismo una base de datos que una edición crítica impresa’ es espinosa en todos lados.
      Yo tampoco creo que la guerra esté perdida, pero sí hay un montón de debates en la mesa en todos los niveles de la disciplina.

      Responder
      1. Avatar de Antonio Rojas CastroAntonio Rojas Castro Autor

        Me satisface saber que en Estados Unidos hay un retorno al positivismo. Como España anda retrasada unos diez años respecto al resto de Occidente, calculo que cuando yo haya emigrado la situación empiezará a consolidarse y la ANECA reconocerá las Humanidades Digitales como tal :D

        Responder
  3. Avatar de Barbara BordalejoBarbara Bordalejo

    No sé si es porque me estoy manejando dentro del mundo anglosajón, pero no me parece que la filología tenga la batalla perdida. Incluso en lo que se refiere a la filología de otras lenguas (no inglesa, quiero decir). Desde el año 1999, cuando me mudé a Europa, he trabajado como crítico textual en muchas y diversas ediciones electrónicas.
    Creo que disciplinas como la historia del libro y de la materialidad han puesto sobre la mesa otras (codicología, paleografía, bibliografía analítica) que son imprescindibles para comprender la historia textual.

    Responder
    1. Avatar de Antonio Rojas CastroAntonio Rojas Castro Autor

      Claro, se puede realizar la lectura optismita, decir que lo digital ha devuelto la centralidad a la filología de toda la vida y a las disciplinas ancillares. Pero el problema, y no quiero generalizar porque no conozco las asignaturas que se imparten en otros grados, es que muchas disciplinas/técnicas que para editar son imprescindibles se han ido arrinconando y han ido perdiendo peso a favor de la crítica literaria, de la teoría literaria, del comparatismo (aproximaciones por otro lado muy respetables y que he estudiado con mucho placer pero que no me son útiles para editar, creo).

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>