DHD2013, filólogo digital, Propuesta

1. Propuesta

Las posibilidades del mundo digital constituyen una dimensión revolucionaria y novedosa para la investigación de las humanidades que apenas ha empezado a dar sus primeros resultados. Hace tan solo cincuenta años el horizonte del investigador se ceñía al archivo o a la biblioteca (personal, de su centro de investigación, o de otros lugares más o menos lejanos). Las herramientas fundamentales eran el lápiz y el papel, y la reproducción de documentos, la pesquisa bibliográfica, la organización del trabajo o su difusión suponían un considerable esfuerzo económico y de tiempo. A veces me pregunto si seríamos capaces de investigar en semejantes circunstancias y llegar a tales resultados.

He escrito dimensión porque no se trata tanto de que las paredes de la biblioteca o del archivo se hayan ensanchado más allá o más acá, o que nuestras posibilidades de consulta o difusión sean hoy increíbles. En mi opinión es algo más importante y decisivo: las Humanidades Digitales permiten una nueva forma de leer e interrogar a los textos y los testimonios. Por ello, se nos plantean nuevos caminos y formas de investigar y, consecuentemente, nuevos desafíos.

Ahora bien, y esto me parece necesario subrayarlo, las Humanidades Digitales como nueva dimensión de la investigación ni solapan, ni sustituyen, ni eliminan los métodos tradicionales, la búsqueda en olvidados ficheros manuales, o en catálogos inencontrables, ni mucho menos  la consulta física de impresos y manuscritos. No son mundos contrapuestos, sino perfectamente complementarios.

Escribo estas palabras pensando no tanto en los investigadores actuales (humanistas digitales), ni en los que ya tienen una consolidada trayectoria. Lo hago sobre todo pensando en los futuros, en aquellos nativos digitales que se están formando hoy día y pueden llegar a investigar, lo hago también en advertencia de cualquiera que pueda sufrir la tentación de creer que una investigación rigurosa se puede hacer en los tiempos de las Humanidades Digitales sin pisar una biblioteca de papel o un archivo. Y es que no hay humanidad más digital que aquella que nos lleva a tocar el papel para quitar las arrugas de una página doblada desde hace siglos.

En las próximas entradas de este blog, homónimo de otro que llevo tiempo ha, pretendo desarrollar el making of de un artículo que he escrito recientemente y que se encuentra en prensa. No podría haberlo realizado sin ciertos recursos digitales, y creo que puede servir de ejemplo práctico para cualquier persona que quiera saber qué son y cómo se usan las Humanidades Digitales.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>