Bibliotecas Digitales, Criptografía, DHD2013, filólogo digital, Garcilaso de la Vega

5. La sorpresa

La cifra fue un antiguo sistema de escritura secreta que se basaba en el cambio o sustitución de las letras de un texto por otras letras o signos. Era ya conocida y utilizada en España desde la Edad Media, pero alcanzó su edad dorada en el reinado de Felipe II, quien estableció la «cifra general» para la correspondencia diplomática y renovó hasta ocho veces los códigos utilizados[1]. Las posibilidades para cifrar documentos eran muchas, pero frecuentemente se utilizaba un determinado texto como clave (o contra cifra). Es decir, si se sabía con qué método se había cifrado un documento y cuál era la clave o frase utilizada en esa codificación, podía descodificarse y conocerse el mensaje. Claro que el objetivo de los espías y criptógrafos de la época era conseguir descifrar un mensaje sin tener la clave, y para ello también existía un método…

Estampa XI de Dos discursos de la cifra (p. 95)

Este curioso manuscrito de 166 páginas trata fundamentalmente de la naturaleza y uso de la cifra, entendida esta como «una breve figura delineada, en que está disimulado, disfrazado o encubierto, un pensamiento copioso, debajo de la forma de su composición», y está dividido en dos partes: «Discurso Primero. Theorica de la cifra» (pp. 7-66) y «Discurso Segundo. Estampas, modos o especies para scriuir en cifra» (pp. 67-163). El «Discurso Primero» contiene jugosas noticias filológicas e históricas que darían para muchas entradas, y el «Discurso Segundo» presenta con curiosísimas ilustraciones diversos métodos para cifrar los documentos diplomáticos. La sorpresa está en las claves que utiliza el anónimo autor de este manuscrito, pues son fundamentalmente versos de Garcilaso…, algunos sonetos, cuartetos sueltos y versos de sus Églogas. Los versos amorosos y delicados del hombre de letras y de armas que fue Garcilaso de la Vega adquirieron décadas después de su muerte un inesperado y curioso empleo, nuevamente al servicio de los Austrias.


[1] Vid. Jérôme P. Devos, Les chiffres de Philippe II (1555-1598) et du Despacho Universal durant le XVIIe siècle, Bruxelles, Palais des Académies, 1950; y Juan Carlos Galende Díaz, Criptografía. Historia de la escritura cifrada, Madrid, Editorial Complutense, 1995.

Standard
Bibliotecas Digitales, Criptografía, DHD2013, filólogo digital

4. El hallazgo

Exploré la colección y encontré documentos de lo más variopintos e interesantes, pero también hallé errores, confusiones, inexactitudes que todo humanista digital tiene que tener en cuenta cuando se enfrenta a la Red. Así, por ejemplo, si aplicamos el filtro de lengua y seleccionamos el portugués solo aparecen siete documentos, sin embargo varios de ellos están en español, otros en español y portugués, o incluso en latín. Algunos son volúmenes facticios, que recogen tanto impresos como manuscritos, y no siempre están bien descritos, como puede ser el caso del siguiente: Ynquisicão, pleitos, bigamia, con documentos impresos y manuscritos del Santo Oficio en latín, español y portugués. Son errores habituales en cualquier biblioteca digital, en cualquier catálogo impreso también, tampoco lo olvidemos.

Entre los distintos manuscritos digitalizados me paré ante el siguiente:

 ms

Dos discursos de la cifra… inicialmente pensé que era un tratado matemático, pero entré en él y lo examiné. Se trataba de un manual que había perdido la portada y carecía de título, fecha (aunque del s. XVII) y autor, y estaba dedicado a la cifra, el método de codificar mensajes diplomáticos que fue tan utilizado en tiempos de Felipe II.

Cuando comencé a estudiar este manuscrito no fue la cifra, precisamente, lo que más me interesó, como se verá. No obstante, tuve que internarme por un terreno más vinculado a la historia que a la filología, y anduve consultando bibliografía sobre tan críptica materia. En este sentido fue especialmente útil el estudio Criptografía. Historia de la escritura cifrada de Juan Carlos Galende Díaz. Fue así cómo supe que del ámbito hispánico en los Siglos de Oro solo se conocían dos obras que abordaran un tema tan secreto y de estado como la codificación de mensajes: un capítulo sobre este asunto en la Historia del Perú de Diego Fernández Palencia (1571), y un manuscrito preparado para la imprenta, Cifra, contracifra antigua y moderna de Tomás Tamayo de Vargas, que no fue más allá de la obtención de una aprobación en 1612. A estos dos se puede añadir ahora el precioso manuscrito de la Universidad de Pennsylvania Dos discursos de la cifra.

Standard