Manual de Humanidades Digitales

En los últimos meses he estado recopilando materiales para un nuevo libro que he de acabar a la vuelta del verano: un Manual de Humanidades Digitales, que, en parte, está pensando como una continuación más divulgativa de mi Elogio del texto digital.

¿Qué tratar en un Manual de estas características, que tiene que ser útil a los neófitos pero también a aquellos que ya se han adentrado en el mundo digital? ¿Cómo adentrarse en algunas polémicas, ofrecer información sobre aspectos esenciales sin llegar a una resumen demasiado esquematizador?

Mil y una preguntas se me agolpan en el momento de la escritura, de ir perfilando un índice que ya no sé cuántas versiones ha tenido (ni tendrá).

Por este motivo, quiero ensayar con la escritura del Manual de Humanidades Digitales con la “escritura en proceso”, con la creación de un blog donde ir difundiendo parte de lo escrito, compartiendo las dudas y solicitando ayuda y comentarios de los posibles lectores, como un proceso de escritura colectiva académica.

Con esta finalidad he creado un blog en la sección española de Hypothèse, blogs de información (http://es.hypotheses.org/), que ha sido aprobado.

hypothese

Me hubiera gustado poder llegar al Día de las Humanidades Digitales con él activo, pero me ha sido imposible. Esta es una de las maldiciones de los humanistas digitales: la falta de tiempo.

El Quijote interactivo: una anécdota

El 26 de octubre de 2010 se presentó en la Biblioteca Nacional de España el proyecto digital: Quijote interactivo (http://www.bne.es/es/Colecciones/Cervantes/Quijoteinteractivo/index.html).

Quijote2

Un proyecto en que me incorporé en su fase (casi) final como asesor científico cuando se habían tomado ya las decisiones esenciales de su arquitectura de la información, como el uso de flash como tecnología que hiciera “atractiva” la materia a los visitantes.

Fueron meses apasionantes con reuniones periódicas con los responsables de la Biblioteca Nacional de España (presididas muchas de ellas por su directora de entonces Milagros del Corral), con Telefónica, que financiaba el proyecto y los responsables de Mad Pixel Factory que lo desarrollaban. Reuniones donde conseguí que se incluyera una presentación crítica del texto, que se enlazara línea a línea con el facsímil digital de los ejemplares de las príncipes del “Quijote” que se conservan en la BNE; y reuniones donde se nos pidió que se incorporara el sonido del paso de las páginas, que se grabó directamente de los ejemplares originales, y que -aunque reconozco que me parecía algo innecesario- fue de las cuestiones más aplaudidas y comentadas del mismo.

El día 26 de octubre de 2010  comenzó el acto de presentación del “Quijote interactivo”. Palabras de la nueva directora de la Biblioteca Nacional, palabras de Pepa Michel, como coordinadora general del proyecto, palabras mías como asesor científico y palabras finales de la ministra de Cultura. En la mesa presidencial a mi lado derecho tenía a la ministra, que sacó su carpeta con su discurso, con varias correcciones y notas a mano. Y, en un momento dado, mientras habla Pepa Michel, veo que saca del bolso un pequeño aparato, que le acaban de traer de Estados Unidos. Y veo, casi sin mirar, cómo se preocupa en limpiar cuidadosamente la pantalla -indicio de que es nuevo-, cómo entra en la red wifi de la BNE, cómo se dispone a entrar en el portal del proyecto… y cómo la pantalla de su flamante y nuevo Ipad permanece negro, sin la posibilidad de acceder al portal: “La aplicación Quijote interactivo requiere Adobe Flash Player para su visualización”. Al segundo intento, me pide ayuda. Y al comentarle que el Ipad no puede leer aplicaciones que están hechas en flash, por un problema entre Apple y Adobe, ladea un poco la cabeza y comenta: “Esto hay que solucionarlo, ¿no?”.

La presentación, a pesar de este mínimo incidente que todavía persiste y que muestra una de las debilidades de nuestro sistema “universal” de difusión que ha propiciado la tecnología digital, fue todo un éxito. Y este éxito se mostraba en la alegría de todo el grupo que nos reunimos por la noche a celebrarlo en un restaurante cerca de la BNE. A eso de las 10, el jefe de los servidores de la Biblioteca Nacional recibió una llamada urgente, que le dejó blanco: acaba de caer el servidor de la BNE por la enorme cantidad de visitas que se estaban produciendo. ¡Los brindis y el vino corrió por la mesa como unas nuevas Bodas de Camacho! Y no era para menos.

THATCamp Buenos Aires (22 de julio 2013)

THATCampbanner-copy

EL 22 de julio de 2013 se celebrará el primer THATCamp en Humanidades Digitales en Argentina el lunes 22 de julio de 2013 a las 11 en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (Puan 480).

Para inscribirse deben completar el formulario online en la sección “Inscripción” de la web del THATCamp: http://buenosaires2013.thatcamp.org/

Enhorabuena a los organizadores:

Leonardo Funes, Gimena del Rio y Carina Zubillaga (SECRIT-CONICET y UBA) y Bárbara Bordalejo (Universidad de Saskatchewanska y Birmingham)

La Venus digital: una blog novela colectiva

Algo se está moviendo en el campo de los creadores digitales, algo que tiene que ver con la apropiación del blog, del facebook… de las redes sociales como acicate creador. Daniel Escandell en su tesis doctoral hablaba del particular pacto narrativo que se establece entre el lector de una blognovela y su autor. Un particular pacto narrativo de desilusión y desencanto cuando se descubre que la “verdad” de lo escrito no es más que una “ficción”. La sensación de engaño que debió ser también la de muchos autores y lectores de los siglos XVI y XVII. ¿Acaso no se hubieran sentido igualmente de engañados los lectores del “Lazarillo de Tormes” si hubieran sabido que detrás de esta carta autobiográfica se encontraba un Alfonso de Valdés, por poner un ejemplo?

00010001011100100010001Me envía mi compañera de la Universidad Complutense de Madrid, Dolores Romero López, noticia de una “blog novela colectiva” que ha comenzado su andadura en la red: La Venus Digital.

Voy a leer el primer capítulo para comenzar “digitalmente” el Día de las Humanidades Digitales… pero antes os dejo aquí la información que me ha enviado:

Argumento de la Blog novela colectivaLa Venus digital narra la misteriosa historia de una mujer joven, Lina, que intenta ser independiente y salir de la crisis económica, social y política que sufre España. Lina lucha para que la circunstancias adversas no se interpongan entre ella y su gran amor, el corresponsal, Víctor Rías. Personajes actuales van apareciendo en esta entretenida historia donde le mezclan acción, descripción y reflexión. El narrador colectivo va apropiándose de la fresca vivencia de los hechos compartidos y la ficción creada atrapa  desde el primer momento al compulsivo lector digital. Entra, lee y participa con tu comentario. Gracias.

Bloghttp://venusdigital.wordpress.com

Facebook:https://www.facebook.c***

Argumento de la Blog novela colectiva:  La Venus digital narra la misteriosa historia de una mujer joven, Lina, que intenta ser independiente y salir de la crisis económica, social y política que sufre España. Lina lucha para que la circunstancias adversas no se interpongan entre ella y su gran amor, el corresponsal, Víctor Rías. Personajes actuales van apareciendo en esta entretenida historia donde le mezclan acción, descripción y reflexión. El narrador colectivo va apropiándose de la fresca vivencia de los hechos compartidos y la ficción creada atrapa  desde el primer momento al compulsivo lector digital. Entra, lee y participa con tu comentario. Gracias.

Twitterhttps://twitter.com/mivenusdigitalom/pages/La-Venus-digital/213308202147218

Las Humanidades Digitales: un futuro para los hispanistas

Este es el título que le he puesto a la conferencia inaugural que impartiré a las 10 en el Congreso de Jóvenes Hispanistas de Israel, en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Siempre me gusta comenzar estas charlas con los estudiantes haciéndoles partícipe del momento fascinante que nos ha tocado vivir: un momento fascinante con la aparición y difusión de un nuevo medio de transmisión, un nuevo canal de conocimiento e información, y las herramientas digitales que se nos han puesto en nuestras manos. Pero también un momento fascinante porque, al producirse en un periodo corto de tiempo, estamos viendo (y reflexionando) sobre los cambios operados en una misma generación. Además este cambio no solo afecta a una parte pequeña de la sociedad o a un ámbito particular, sino que se ha extendido, en sus usos y formas más generales, a toda la sociedad en casi todos los aspectos de nuestra vida.

Más que con la llegada de la imprenta -que suele ser el punto de comparación de muchos estudiosos cuando quieren buscar un referente a lo que está pasando actualmente- me gusta comparar el cambio de paradigma con el paso de la oralidad a la escritura en nuestra cultura occidental (del siglo IX al IV a.C) como medio habitual y triunfante no solo para archivar el conocimiento y la información, sino también para crearlos. Un cambio de varios siglos que llegó a crear un soporte de escritura (el rollo), que en escritura mantiene una característica esencial de la oralidad: la continuidad. Aspecto este que desaparició con el triunfo del códice manuscrito (de los siglos II al IV d.C.), que consolida nuestro modo actual del canal libro, que se industrializa a partir del siglo XV con la imprenta manual inventada por Gutenberg, y que consolida un modelo de negocio en el siglo XIX con la imprenta industrial (grandes corporaciones de edición, tiradas millonarias, red de distribución, librerías, etc…) que es la base de la industria editorial actual, que está viendo cambiar sus modelos de negocio con los textos digitales, con la segunda textualidad que, por primera vez desde el siglo IX a.C. ha perdido su materialidad como una de sus características (y limitaciones) esenciales.

Un momento fascinante el actual, en que podemos recordar todavía cuando escribíamos a mano, pasábamos las copias a limpio en las máquinas de escribir, cómo comenzamos con los primeros ordenadores -aquellos que por no tener ni disco duro tenían-, y cómo hemos pasado de los discos al pendrive, a la nube, etc… y eso en pocos años… Un tiempo de cambio en que también estamos reflexionando y cambiando nuestros temas de análisis con el tiempo, a medida que la tecnología y su repercusión en nuestra vida -tanto académica, profesional como personal- se está consolidando.

Un momento fascinante que hay que mirar de frente, teniendo siempre los ojos bien abiertos a las nuevas innovaciones, a la repercusión que las conocidas tienen en nuestra vida. Y un día como el de hoy, el de las Humanidades Digitales en Español, siempre es una buena oportunidad de recordarlo.

http://librosensayo.com/

El pasado jueves tuve la ocasión en la Feria del Libro de Madrid de tomarme un café con Antonio Adsuer, uno de lo que ahora llamaríamos “jóvenes emprendedores”, que ha puesto en marcha una interesante propuesta en la red: LIBROS DE ENSAYO.COM (http://librosensayo.com/)

logo8-libros-ensayo

“Pensamiento crítico en un clic”.. es una propuesta novedosa pues se sale de los circuitos comerciales habituales (no está vinculada con ninguna editorial ni grupo empresarial) y de los académicos. Quiero convertirse en una gran plataforma para difundir el ensayo español.

Animo a todos a formar parte de esta comunidad de lectores, que nos permitirá ir comentando, difundiendo y analizando diversas obras relacionadas con las Humanidades Digitales.

 

Conferencia inaugural: Las Humanidades Digitales, uno de los futuros para el hispanista

El próximo día 10 de junio, justo el Día de las Humanidades Digitales, estaré impartiendo la conferencia inaugural del Congreso de Jóvenes Hispanistas en Israel, que se celebra en la Universidad Hebrea de Jerusalén.978-84-15174-30-11-181x300

En la conferencia volveré sobre algunas de las claves expuestas en mi libro Elogio del texto digital (http://forcolaediciones.com/nbspcolecciones/senales/elogio-del-texto-digital-jose-manuel-lucia/), y sobre todo, alrededor del concepto de segunda textualidad, que permite afronta el cambio de paradigma textual más allá de los cambios de soporte, y de las críticas vertidas por la industria editorial decimonónica, que sigue dominando nuestros modos de ver y entender la cultura escrita.

Rescato los dos últimos párrafos del libro:

“La acumulación de información, la dificultad de acceder a todo lo escrito en una determinada materia, esa sensación de sentirse aplastados por la cantidad de textos, de escritos, de libros con que se cuentan, ha sido uno de los motores de la expansión del texto digital. Sensaciones que se repiten en el artículo de Vannevar Bush en 1945, en muchas de las palabras que hemos repetido de algunos de los soñadores que han convertido en una realidad el deseo de ofrecer nuevas respuestas a los retos, a los desafíos de siempre. Sensación que hoy en día se ha multiplicado, ya que, junto a la multiplicación de los libros impresos gracias a la imprenta digital, hay que sumar la información que se ha producido y se difunde gracias a la tecnología digital y los nuevos medios de transmisión que ha puesto en nuestras manos.

En los próximos años, le guste o no a la potente (y todapoderosa) industria editorial seremos testigos de grandes cambios en los modelos de negocio comercial en este particular ámbito, que siguen anclados en los modelos del siglo XVI. Los cambios en la configuración textual, en el desarrollo y difusión de nuevas modalidades textuales de creación, los veo más a largo plazo. En medio, hemos de situar el sueño de nuevos modelos de interaccionar con los textos (los del presente y los del pasado), y el camino solo pasa por explorar las posibilidades que el texto digital nos ofrece gracias a sus diferentes capas de información, tanto matemática como humana, que lo configuran.

Estamos aún en la fase del “incunable del hipertexto”, pero la hoja de ruta del cambio ya la están escribiendo los millones de nativos digitales en todo el mundo que se están incorporando a la enseñanza, a la sociedad, al trabajo, y que demandan nuevos modelos de relación con la información y el conocimiento, nuevos modelos textuales que permitan a la segunda textualidad, a la tercera oralidad desarrollarse en todas sus posibilidades. No es el momento de anunciar la muerte del libro (como tampoco de la oralidad, de la comunicación manuscrita…), pero sí de esperar que en los próximos años se produzca un despegue real en las nuevas posibilidades que ofrece el texto digital” (p. 140)

 

Nuevas lecturas, nuevas bibliotecas (encuentro de Humanidades Digitales)

Dentro de las actividades alrededor de la Feria del Libro de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid ha organizado unos encuentros profesionales bajo el título “Nuevas lecturas, nuevas bibliotecas”, los día 5, 6 y 7 de junio.

La sesión del jueves día 6 estuvo dedicada a los nuevos lectores, a los nuevos creadores en los entornos digitales.

ProgramaEn la mesa redonda, “Leer y escribir en la red” tuve el placer de participar junto a Daniel Escandell, investigador en humanidades digitales que hace meses defendió una brillante tesis doctoral sobre blognovelas y twitter literatura en la Universidad de Salamanca (que será publicada por Iberoamericana a finales del 2013), y que es director de la revista Caracteres. Estudios culturales y críticos en la esfera digital (http://revistacaracteres.net/), y con el creador digital Benjamín Escalonilla (http://benjaminescalonilla.info/), uno de los más interesantes creadores digitales hispánicos.

FOto encuentro HD

Muchos fueron los temas abordados y muy interesante el coloquio posterior (y eso que la hora de la comida se nos venía encima).

En mi caso, me tocó hablar un poco de los cambios en la lectura en la era digital. Mi intervención en la mesa estuvo basada en tres puntos, que son el embrión de un capítulo del Manual de Humanidades Digitales que estoy escribiendo y que tengo que entregar al editor después del verano:

1. La lectura (así como la escritura) como una tecnología, que ha de ser enseñada y aprendida.

2. Los cambios en la lectura en nuestra cultura occidental. ¿Historia de una pérdida o evolución de una sociedad? De la lectura oral a la lectura silenciosa; de la lectura intensiva a la extensiva; de la lectura profunda a la superficial; de la lectura global a la lectura fragmentaria; de la lectura “textual” a la lectura transmedia…

3. ¿Qué sucede en momentos como el actual de lectura híbrida, donde siguen dominando modos de lectura tradicionales y se van creando e imponiendo nuevos modelos de lectura que están todavía por definiri?

Época de transición la nuestra, época de grandes cambios en un corto periodo de tiempo, con lo que nos permite una reflexión que no ha de pasar por la suma de los conceptos e ideas de varias generaciones. Una época apasionante que debemos intentar comprender…