Los congresos de humanidades digitales

Comparto la opinión expresada por Álvaro Baraibar, en una entrada reciente, que son buenos tiempos para las Humanidades Digitales en español. Cómo dice Álvaro, la existencia de tres eventos en poco tiempo dedicados a humanidades digitales (no olvidando el evento en UNAM, México, el año pasado), por no hablar de los múltiples seminarios y otros eventos mencionados en una entrada de Sagrario López, nos da una oportunidad para ir conociendo mejor el estado de la cuestión, y es importante divulgar mucha investigación que no recibe la visibilidad que merece.

Yo llevo años participando en congresos y otros eventos sobre humanidades digitales (la mayoría en inglés) y aprecio mucho el espíritu de apertura y de colaboración que los caracteriza, además visible en los foros sociales virtuales que les rodean. El contenido de las presentaciones es tan variado que uno puede escuchar presentaciones sobre la edición digital, el análisis geoespacial de términos, el análisis lingüístico digital, el diseño de narrativa interactiva o la visualización. Muchas veces lo más emocionante es escuchar ideas que vienen de otros campos, o usan tecnologías que no has pensado utilizar (o que son adaptables a tu marco preferido), y este cruce entre disciplinas y tecnologías ofrece un dinamismo, un sentido de colaboración y creatividad que uno no siempre encuentra en las instituciones académicas. Por otra parte, el mayor grado de conocimientos aplicados hace que a veces uno puede llevar algunas de las herramientas o técnicas a casa, para la propia investigación.

También hay retos. Muchos han comentado sobre el déficit teórico en algunos sectores de las humanidades digitales, de la falta de integración entre conocimientos teóricos y prácticos, y si bien las humanidades en general deben familiarizarse más con las ventajas (y desventajas) de las innovaciones digitales (para mejor moldearlas a sus deseos), las humanidades digitales no deben olvidar nunca que los criterios humanísticos deben dirigir la investigación técnica, y no al revés. Existe a veces una brecha entre algunos humanistas digitales, con su larga historia creando herramientas innovadoras, y otros que teorizan sobre la cultura digital, a veces sin realmente saber manejarla bien. Desde la perspectiva de las humanidades digitales, hay que ser más crítico sobre la aplicación de las herramientas, y profundizar más en todos los detalles (las desventajas incluidas) de las tecnologías que empleamos. Tengo la impresión que a veces la dinámica institucional, donde sentimos la necesidad de convencer a gente de la posible utilidad de la tecnología digital, juega en contra, pero una actitud más ‘distanciada’ no solamente nos da más credibilidad, también es una condición imprescindible para la calidad de nuestra investigación.

Un aspecto importante para los congresos de humanidades digitales – visto en los congresos recientes de ADHO, como DH2012 – es el tener sesiones prácticas, talleres, formación. Me alegro que HDH2013 va a tener un taller (´Humanidades Digitales: enfoques y aplicaciones’), donde por cierto, Santiago Pérez Isasi y yo vamos a hacer una introducción teórica y práctica a las Herramientas digitales para la Filología.

Esta semana volveré también a trabajar sobre mi presentación en el congreso, que lleva el título ‘Centros y fronteras: el panorama internacional de las humanidades digitales’. En la presentación voy a repasar las etiquetas y expresiones, manifiestos y manifestaciones de las humanidades digitales a nivel internacional antes de hacer algunas reflexiones sobre expresiones de humanidades digitales en español.

2 thoughts on “Los congresos de humanidades digitales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>