Internet: otro Nuevo Mundo

Hace 20 años, en mis últimos cursos de licenciatura, colaboré en lo que se llamaba el Aula IBM, un aula informática de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Allí colaboraba un ingeniero en telecomunicaciones que estaba haciendo su tesis doctoral y, probando cosas, accedíamos a un mundo en el que todo era sorprendente y maravilloso. Se trataba de Internet. Recuerdo perfectamente cómo, “jugando”, entrábamos en algo que Fernando, aquel ingeniero, llamaba una página web. Se trataba de una pizzería con sede en Nueva York. Hacíamos un pedido de una pizza y sonreíamos cuando el ordenador nos devolvía un mensaje en el que la pizzería nos informaba de que nuestra residencia quedaba fuera de su área de reparto.

Todo era sorprendente y maravilloso, increíble y extraordinario. Si hubiéramos tenido que escribir una crónica de aquellas primeras exploraciones, probablemente no hubiera sido muy distinta, en los adjetivos empleados, de las primeras crónicas de Indias que describían la naturaleza americana. Porque aquella naturaleza, digital en este caso, seguía siendo americana y maravillosa.

Nos imaginábamos cómo sería el futuro y la cantidad de cosas que se podría hacer gracias a aquella increíble red. Un Nuevo Mundo de posibilidades se abría ante nosotros, aunque como ocurre ante cada nueva aventura no podíamos saber hacia dónde nos iba a llevar aquel camino recién emprendido. No hizo falta esperar mucho. Internet creció y se instaló en nuestras vidas a una velocidad de vértigo. Uno de los primeros problemas que los humanistas encontramos en Internet fue una gran dificultad a la hora de encontrar información de calidad, discernir qué merecía la pena y qué no en una inabarcable amalgama de páginas comerciales y de todo tipo. Los primeros esfuerzos de algunas instituciones se dirigieron a rastrear en internet páginas e iniciativas que fueran interesantes para el mundo académico, tanto docente como investigador. Webs como las de Argus Clearinghouse o iniciativas como las del profesor de historia Anaclet Pons, de la Universidad de Alicante, eran objeto de nuestro interés a la hora de seleccionar los contenidos que Internet, convertido en un gigantesco monstruo informe, nos proporcionaba sin orden ni clasificación alguna.

No existía Google y cuando este motor de búsqueda nació no era lo que hoy es, sino uno más entre varios. Como suele ocurrir, las soluciones fueron desarrollándose en la medida en que los problemas las hacían imprescindibles. La red no ha dejado de sorprendernos desde entonces. Bases de datos vinculadas a páginas web, blogs, revistas digitales, periódicos personales, redes sociales y un largo etcétera de aplicaciones a nuestra disposición han transformado la red en un espacio en el que buscar materiales para nuestro trabajo y en el que mostrar nuestros propios resultados de investigación.

Sólo han pasado 20 años y el proceso sigue abierto, en constante cambio, de modo que todavía no estamos en condiciones de contar la historia, pero sí de explicar nuestras vivencias. Eso, no otra cosa, es lo que pretendía con estas líneas.

GRISOSFERA: un caso de blogosfera centrada en el Siglo de Oro

En un mundo académico cada vez más horizontal y menos compartimentado, en parte gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, los resultados de investigación trascienden el reducido espacio del ámbito de  especialización que nos es propio y llegan a disciplinas cercanas y no tan cercanas si utilizamos los canales de comunicación del siglo XXI. Pero, además, por estos mismos canales, nuestros artículos y libros llegan también a lugares que trascienden lo académico porque un mismo texto puede ser objeto de múltiples lecturas, cada una de ellas desde sus propios intereses y desde su propio bagaje cultural. Los blogs son, en este sentido, una respuesta a la hora de buscar un cauce por medio del que dar a conocer toda esa riqueza que rodea a cualquier buen trabajo de investigación.

En el marco de trabajo de GRISONET, el Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra puso en marcha en febrero de 2012 GRISOSFERA, la blogosfera del GRISO, que en estos 16 meses de vida ha recibido ya más 275.000 visitas.

La meta principal de Grisosfera es crear un espacio abierto en forma de blogs para extender la red de investigación, compartir datos y conocimientos, y ofrecer una herramienta moderna, eficaz y dinámica a los investigadores del Siglo de Oro. Grisosfera es, en realidad, un compromiso entre la acción colectiva de una comunidad científica y la creatividad individual. Algunos denominan a este concepto “Self Interest Sharing”, que podemos traducir como “intereses individuales compartidos”. Una realidad en la que cada uno trabaja por su propio interés pero dentro de una plataforma creada para canalizar los avances individuales hacia un beneficio compartido. Es el “curso natural” de la investigación científica adaptada a la visión dinámica de hoy.

Cada investigador de GRISO que participa en el proyecto cuenta con un blog, integrado en la plataforma general, en el que podrá ir publicando reflexiones, preguntas, ideas, avances, siempre según su perfil profesional y académico, desde su particular campo de investigación. Todo ello genera una importante red de contenidos de calidad centrados en el Siglo de Oro: un espacio para el debate y la conversación, abierto también a todas las personas interesadas en este tema.

Grisosfera incide directamente, además, sobre aspectos relacionados con la transferencia de los resultados de investigación a la sociedad en general, algo que tan insistentemente se está demandando a las Universidades en estos momentos y en lo que las Humanidades tienen mucho que decir y aportar por medio de vías como esta.

Para más información: Baraibar, Álvaro y Cohen, Shai, «Nuevas tecnologías y redes sociales en la investigación en Humanidades», La Perinola, 16, 2012, pp. 155-164.

La conversación en Twitter sobre el Congreso Internacional «Humanidades digitales»

Los pasados 23 y 24 de mayo se celebró en Pamplona el Congreso Internacional «Humanidades Digitales: visibilidad y difusión de la investigación». El evento reunió más de 60 intervenciones de especialistas en diferentes aspectos relacionados con el tema tanto desde la perspectiva de las Humanidades, como desde la Comunicación y la Biblioteconomía y la Documentación. El congreso también contó con la aportación de un especialista en Derecho, que habló sobre diferentes aspectos de la propiedad intelectual, derechos de explotación, etc.

Más allá de las presentaciones y del rico debate en analógico, de carácter presencial, se produjo también una importante conversación en digital, en Twitter, utilizando el hashtag #HD_griso. Siguiendo el ejemplo de Ernesto Priego para el Día Mundial de las Humanidades Digitales, preparé una pequeña representación en TAGSExplorer de la conversación que se estaba dando en Twitter. El resultado se pueden ver en

Imagen de la conversación sobre #DH_griso en Twitter

La conversación sobre #HD_griso en Twitter

 

GRISONET: un ejemplo de comunicación digital al servicio de la visibilidad y la difusión de los resultados de investigación

GRISONET es el nombre que hemos dado a un conjunto de servicios de comunicación en red que el Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra ha ido implementando desde el verano de 2011 y que está dando muy buenos resultados en lo que a visibilidad de los resultados de investigación se refiere.

Los pilares básicos de la estructura que hemos creado son fundamentalmente dos. En primer lugar, una página web donde encontraremos la información de carácter más estático sobre los proyectos de investigación del grupo, así como las publicaciones, congresos, etc… Estrechamente ligado al website, pero con un sentido más dinámico, hallamos el blog del grupo, como fuente fundamental para informar acerca de las novedades: convocatorias de congresos, publicaciones de los integrantes del equipo, novedades bibliográficas que son objeto de una breve reseña, actividades de otros equipos de investigación con los que colaboramos, etc…

Las ediciones críticas, los libros, los artículos publicados en revistas por los miembros del GRISO y otros colaboradores en soporte papel tienen su espacio en la página web, donde se informa acerca de las colecciones de libros y los volúmenes de las revistas que van viendo la luz. Al mismo tiempo, el grupo ha abierto una serie de «Publicaciones digitales del GRISO» donde tienen cabida, además de ediciones críticas, materiales más dirigidos a la investigación, como es el caso del Repertorio de motivos de los autos sacramentales de Calderón de Ignacio Arellano o las bibliografías sobre autoridad y poder o sobre Bances Candamo. La web está conectada a DADUN, el Depósito Académico Digital Universidad de Navarra que, a su vez, está integrado también en Recolecta, que reúne todos los repositorios españoles. Este repositorio es el lugar donde se almacenan tanto las publicaciones digitales como aquellos documentos que vieron la luz en papel y que están siendo digitalizados para facilitar el acceso a la información, en línea con la idea del Open Access. En estos momentos hemos colgado en DADUN, con acceso libre, del orden de 700 documentos, entre artículos de revista, capítulos de libro y libros.

En cuanto al blog, su contenido está vinculado a su vez a las redes sociales, de modo que todas las noticias son publicadas automáticamente tanto en Facebook como en Twitter y en un Boletín de novedades que se envía por mail. Las redes sociales posibilitan esa conversación a la que antes nos referíamos y nos aportan un feedback casi inmediato del interés que suscitan nuestras actividades, algo a lo que difícilmente podremos llegar por otras vías.

Además de las herramientas citadas, Grisonet da cabida también a elementos gráficos que tienen su interés y su importancia: carteles de congresos, portadas de libros, imágenes de los congresos celebrados… Una cuenta en Flickr almacena, organiza y presenta todas estas imágenes, que quedan a disposición de la comunidad.

Por último, desde el website se puede acceder a todos los servicios, que están vinculados entre sí mediante los enlaces correspondientes. Pero, además, se ha utilizado un agregador de contenidos (Netvibes) para agrupar en un mismo espacio, por medio de canales RSS, la información procedente de todas estas fuentes. Todo está relacionado con todo, podríamos decir, y es la suma de los distintos materiales la que nos proporciona una imagen de conjunto más completa sobre los resultados de la investigación. Se trata, en definitiva, de un espacio abierto al que se irán incorporando nuevas iniciativas y que estará sometido a constantes cambios y actualizaciones como única manera de permanecer vivo y de dar respuesta a las cambiantes realidades de la comunicación y la investigación en Humanidades.

Buenos tiempos para las Humanidades Digitales en español

Que las Digital Humanities (en inglés) tenían un importante desarrollo en el mundo anglosajón es algo más que sabido. Y no es que las Humanidades digitales en español fueran un mundo desconocido. Hay a estas alturas algunos grupos importantes que llevan ya un tiempo trabajando en ello. Hay también personas concretas con iniciativas concretas. El problema, al menos en España, está más la falta de una oficialidad de las Humanidades Digitales que en la ausencia de iniciativas. No conozco en detalle la situación en países como México, Argentina, Chile, etc…, de modo que no me referiré aquí a ellos (y no habría que olvidar, como nos recuerda Élika Ortega, los investigadores de habla hispana que están trabajando en otros países: Una historia sobre HD).

En este contexto, creo que es importante para las Humanidades Digitales en español (y concretamente en España) la celebración de 3 eventos en los próximos meses. Cronológicamente, se trata de:

- Congreso Internacional “Humanidades Digitales: visibilidad y difusión de la investigación” (#HD_griso), organizado por el GRISO de la Universidad de Navarra y que se celebrará los días 23 y 24 de mayo de 2013. El congreso se centra en ese espacio de contacto que existe entre las Humanidades digitales, la Comunicación y la Biblioteconomía y Documentación.

- Día Mundial de las Humanidades Digitales (#DiaHD) el 10 de junio de 2013. No se trata de un nuevo evento, pero lo que sí es nuevo, y no casual, es que por primera vez se centre, especialmente, en las Humanidades Digitales y no en las Digital Humanities, es decir, poniendo especial atención a la actividad desarrollada en castellano y en portugués, no en inglés.

- “Humanidades Digitales: desafíos, logros y perspectivas de futuro. I Congreso Internacional de la HDH”, organizado por el SIELAE, del Departamento de Filología Española y Latina de la Universidad de la Coruña (A Coruña, 9-12 de julio de 2013). El congreso será el momento, además, para la puesta de largo de la Asociación Humanidades Digitales Hispánicas, una idea en la que varias instituciones han venido trabajando desde finales de 2011.

No pretendo una recogida exhaustiva de actividades, pero creo que son tres lo suficientemente significativas como para dar una muestra de la fuerza que están tomando las Humanidades digitales en España.

Serán tres momentos en los que conocer otros proyectos, otras personas y maneras concretas de aplicar las nuevas tecnologías a las Humanidades. Habrá que estar atentos a las iniciativas, colaboraciones y sinergias que surjan de estos eventos, agrupados en un escaso intervalo de tiempo que no va más allá de 6 semanas.

Día Mundial de las Humanidades Digitales en español y portugués

Quiero agradecer a las personas e instituciones que han impulsado esta iniciativa la oportunidad que nos han dado de participar aquí, exponer nuestras ideas y trabajos y conocer otros proyectos de este amplio ámbito de las Humanidades Digitales. Será un gusto tomar parte en esta iniciativa.

Espero poder aportar la experiencia que estamos llevando a cabo en el Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra e informaros sobre la marcha y resultados del congreso internacional que celebraremos la próxima semana («Humanidades digitales: visibilidad y difusión de la investigación», Pamplona, 23-24 de mayo de 2013), una bonita antesala para nosotros pensando en ese Día Mundial de las Humanidades Digitales.

Feliz y provechoso Día Mundial de las Humanidades Digitales!